puesta de sol

Oregon

América

Los Estados de Oregon y de Washington están separados por el río Columbia, formando una frontera natural.Tras cruzar el río por un puente llego a Astoria, la primera ciudad al norte de Oregon, a principios de septiembre.

Descubro por primera vez los bike/hike camping en los conocidos como Campgrounds State Parks.Es una zona dentro de los campings estatales donde la gente que viaja en bicicleta o andando puede poner la tienda de campaña por 5-6 dólares al día, con ducha caliente inclusive, todo un lujo.Tienes una mesa con sillas, enchufes para cargar tus aparatos electrónicos y en ocasiones cajas metálicas para guardar la comida, lejos de los roedores.

Ya no hago más acampadas libres y me ducho todos los días.Al llegar a la civilización es más seguro pasar las noches en estos campings, es un lugar de encuentro con otros cicloviajeros dónde puedes hablar un poco y compartir experiencias.

La ruta 101 es muy famosa y bonita, son 554 km que discurren junto a la costa del Pacífico. El viento sopla NortOeste, perfecto para los que vamos hacía el sur, siempre nos ayuda. En verano es siempre así. Otros ciclistas que lo han hecho en diciembre dicen que es completamente al revés, tienes todo el rato el viento de cara.

Es muy fácil pedalear por la 101 Highway, hay supermercados(no hace falta cargar con mucha comida), cafés, bibliotecas o Visitor Center donde conectarte a la señal wifi, muchos campgrounds y cicloviajeros.

No hace falta ser muy aventurero para recorrer la costa oeste de los Estados Unidos, pero eso no quita que sea preciosa.

En los Campgrounds tuve problemas con las ardillas, van detrás de la comida todo el tiempo.El problema es que la gente les da de comer, estas se acostumbran y luego  no tienen miedo a las personas.

Un día me olvidé comida dentro de la tienda y me fui a la playa, al volver las ardillas me hicieron un agujero en el lateral de la tienda.Lo reparé como pude cosiéndolo, no se cuanto tiempo durará pero de momento los roedores e insectos no entrarán a visitarme.

Oregón ha sido una sorpresa, en septiembre es húmeda y en ocasiones es fría.Por las mañanas es común que haya niebla que viene del Pacífico.

La costa es montañosa y salvaje.La carretera va al lado de la costa del pacífico, es muy bonita con subidas y bajadas pero no cansa.

El pueblo Depoe Bay es un punto importante en la 101 Highway para el avistamiento de ballenas desde los acantilados, junto a la carretera.

Un día, mientras pedaleaba vi ballenas a unos 100 metros océano adentro, fue mágico.No me lo esperaba y ver como aparecen de las profundidades y soplan el aire y la columna de agua sale  disparada hacia arriba.Wow!!!

La ballena gris viene desde el canal de Bering en Alaska hasta la Baja California, donde las aguas son más cálidas para reproducirse y parir.LLegan a las costas de la Baja California en enero y febrero, en marzo vuelven hacia el norte para pasar el verano.En la costa de Oregon están desde septiembre hasta principios de noviembre.

Los atardeceres son muy bonitos en esta parte de EEUU, el sol se pone por el Pacífico de manera que cada tarde es un regalo, yo tuve la suerte de ver atardeceres acompañados en ocasiones con sorpresas como la aparición de coyotes, lobos marinos o e incluso una ballena.

He echo en 80 días unos 6000km, muy deprisa para mi gusto, pero en Oregon empiezo a bajar el ritmo, voy parando en todos los campgrounds, disfrutando de la naturaleza. Ya no tengo miedo al invierno, estoy bastante lejos de las tierras frías del norte.

Tengo morriña de Alaska y el Yukon (Canadá), ahora pongo la vista atrás y me parece increíble haber podido atravesar esos territorios tan salvajes, aquí todo es mucho mas fácil porque hay muchos servicios y mucha gente.Me siento orgulloso de haber empezado el viaje en Alaska, una pena que el tiempo no me acompañase, pero eso me izo más fuerte.Ahora todo me parece muy sencillo, pero una cosa no quita la otra, la costa de Oregon es preciosa.

Por la carretera 101 paso por varios dispensarios de marihuana.La marihuana recreativa es legal desde el año 2015.La gente va a estas tiendas a comprar cannabis.En ocasiones Oregon huele a Marihuana.

La playa es un lugar para hacer caminatas o montar a caballo, no para tomar el sol o para bañarse ,aquí el agua está muy fría.Yo que pensaba darme un baño.

Me he cruzado con bastantes chicas viajando en bicicleta, solas o en grupos, me alegra que viajen solas o con amigas, no les hace falta un maromo para viajar.Es algo que siempre he echado en falta.

Brookings es la última ciudad antes de llegar a California, allí me quedo tres días porque  hay un corredor muy bonito de 17 km junto a la costa, se llama Samuel Boardman Scenic Corriedor y lo quería visitar.

Es un parque estatal de 19 km de largo a lo largo de una costa escarpada y con algunas playas escondidas. Sus bosques están poblados por Picea sitchensis de 300 años de antigüedad.Se encuentra entre 5 y 24 km al norte de Brookings, entre el Océano Pacífico y la ruta 101.

En definitiva Oregon es un estado precioso para viajar en bicicleta.

¨ Sólo lo desconocido aterroriza a los hombres, pero lo desconocido deja de serlo para quien lo encara.”

Saint-Exupéry

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *